, danielnavarro

El Gigante 900m



Escalando Logical Progression Vl 5.12d
Escalando un Gigante Texto: Fabiola Pineda ¿El Gigante?... Va, deberíamos ir. -Respondí a la propuesta de Daniel para los proyectos de este año, jajaja en la comodidad del gimnasio estoy dispuesta a escalar lo que sea-.Sin embargo la realidad vendría meses después a nuestro regreso de los Andes cuando decidimos planteárnoslo realmente. Analizamos las rutas e investigamos el topo de cada una de ellas y una cosa era cierta... No teníamos el nivel! No obstante, esta experiencia era lo que necesitábamos para hacer realidad esas escaladas que rondaban en nuestras cabezas. Escalar en un lugar remoto, pasar hambre, cansancio y cierta logística, no sonaba nada diferente a lo que vivíamos durante los viajes a las montañas ,pero escalar en roca 5.12´s con fluidez sería más difícil… Teníamos 5 meses para pasar del 5.11c al 5.12d y ya deberíamos estar entrenando! -pensé aquel día-. Mucho tiempo creí que para escalar montañas altas y difíciles no era necesario escalar 5.12´s,pero la realidad es que esa mentalidad solo freno algunas de nuestras ambiciones y las montañas soñadas requerían un alto nivel físico y técnico además de experiencia. Así fue como El Gigante se convirtió en el pretexto perfecto para nuestro equipo, formado por: Daniel Navarro, Juan Martínez,Adrián Alvarado y yo (Fabiola Pineda). Lo hicimos formal y comenzamos a entrenar con la imagen de aquella pared,alentándonos a forzar nuestros límites.

El Gigante 900m / Escalando Logical Progression  Vl  5.12d

Escalando un Gigante Texto: Fabiola Pineda ¿El Gigante?... Va, deberíamos ir. -Respondí a la propuesta de Daniel para los proyectos de este año, jajaja en la comodidad del gimnasio estoy dispuesta a escalar lo que sea-.Sin embargo la realidad vendría meses después a nuestro regreso de los Andes cuando decidimos planteárnoslo realmente. Analizamos las rutas e investigamos el topo de cada una de ellas y una cosa era cierta... No teníamos el nivel! No obstante, esta experiencia era lo que necesitábamos para hacer realidad esas escaladas que rondaban en nuestras cabezas. Escalar en un lugar remoto, pasar hambre, cansancio y cierta logística, no sonaba nada diferente a lo que vivíamos durante los viajes a las montañas ,pero escalar en roca 5.12´s con fluidez sería más difícil… Teníamos 5 meses para pasar del 5.11c al 5.12d y ya deberíamos estar entrenando! -pensé aquel día-. Mucho tiempo creí que para escalar montañas altas y difíciles no era necesario escalar 5.12´s,pero la realidad es que esa mentalidad solo freno algunas de nuestras ambiciones y las montañas soñadas requerían un alto nivel físico y técnico además de experiencia. Así fue como El Gigante se convirtió en el pretexto perfecto para nuestro equipo, formado por: Daniel Navarro, Juan Martínez,Adrián Alvarado y yo (Fabiola Pineda). Lo hicimos formal y comenzamos a entrenar con la imagen de aquella pared,alentándonos a forzar nuestros límites.

El Gigante 900m / Escalando Logical Progression  Vl  5.12d

el cual decía era más corto, nos cuidaría el Campamento Base y se regresaría las tiendas y equipo extra que no necesitáramos en la pared; lo pensamos un poco y accedimos.El camino corto resulto de 7 horas ya que con todo el equipo en nuestras espaldas, resultaba complicado avanzar rápido entre arbustos y cañadas; pero el final muy contentos nos vimos a los pies del gran Gigante. Nuestra estrategia consistía en hacer 2 cordadas de 2 integrantes,mientras unos escalaban y fijaban cuerdas otros costalearían el agua y provisiones,así como los portaledges (hamacas para gran pared) y equipo necesario para los vivacs;alternaríamos los roles y así todos tendríamos lo mismo por hacer. La esenciade esta escalada fue el trabajo en equipo y la decisión de completar la ruta para salir por la cima, donde una camioneta nos recogería en un camino de terracería cercano para llevarnos de vuelta al pueblo. En el Campo Base del Gigante pasa el río y hay pozas de agua hermosas, cargamos los envases de agua que adaptamos para nuestra estadía, empaquetamos la comida,chamarras, sleeping bags, etc. Y cuando vimos, el Costal de Pared estaba lleno!...maldición! La falta de experiencia y la extrema precaución nos jugaba una mala pasada,ni modo a forzar los límites de nuevo; lo primero que limitamos fue el agua, bajamos las raciones ya que afortunadamente mientras estábamos en el campamento base observamos que en esta temporada la pared está a la sombra casi todo el día, lo segundo en limitar fue la comida y al final la ropa de abrigo, solo consistiría en una chamarra de pluma. Ah! también dejamos un sleeping bag ya entrados en esto de las limitaciones; al final del día, teníamos un costal de pared más decente y nada raquítico. Al siguiente día nos despertamos temprano y ascendimos hasta la base de la pared donde ubicamos la vía,dejamos el costal y escalamos los 4 primeros largos. Para nuestra sorpresa, los rumores eran ciertos: las protecciones estaban alejadas! Y para finalizar el día me volé escalando un pequeño techo y caí varios metros golpeándome la espalda, sin embargo más que dolor fue coraje lo que sentí y este me hizo llegar hasta la reunión donde fijamos la última cuerda y rapeleamos para pasar la noche en el campamento y empacar lo que no necesitaríamos.

El Gigante 900m /

el cual decía era más corto, nos cuidaría el Campamento Base y se regresaría las tiendas y equipo extra que no necesitáramos en la pared; lo pensamos un poco y accedimos.El camino corto resulto de 7 horas ya que con todo el equipo en nuestras espaldas, resultaba complicado avanzar rápido entre arbustos y cañadas; pero el final muy contentos nos vimos a los pies del gran Gigante. Nuestra estrategia consistía en hacer 2 cordadas de 2 integrantes,mientras unos escalaban y fijaban cuerdas otros costalearían el agua y provisiones,así como los portaledges (hamacas para gran pared) y equipo necesario para los vivacs;alternaríamos los roles y así todos tendríamos lo mismo por hacer. La esenciade esta escalada fue el trabajo en equipo y la decisión de completar la ruta para salir por la cima, donde una camioneta nos recogería en un camino de terracería cercano para llevarnos de vuelta al pueblo. En el Campo Base del Gigante pasa el río y hay pozas de agua hermosas, cargamos los envases de agua que adaptamos para nuestra estadía, empaquetamos la comida,chamarras, sleeping bags, etc. Y cuando vimos, el Costal de Pared estaba lleno!...maldición! La falta de experiencia y la extrema precaución nos jugaba una mala pasada,ni modo a forzar los límites de nuevo; lo primero que limitamos fue el agua, bajamos las raciones ya que afortunadamente mientras estábamos en el campamento base observamos que en esta temporada la pared está a la sombra casi todo el día, lo segundo en limitar fue la comida y al final la ropa de abrigo, solo consistiría en una chamarra de pluma. Ah! también dejamos un sleeping bag ya entrados en esto de las limitaciones; al final del día, teníamos un costal de pared más decente y nada raquítico. Al siguiente día nos despertamos temprano y ascendimos hasta la base de la pared donde ubicamos la vía,dejamos el costal y escalamos los 4 primeros largos. Para nuestra sorpresa, los rumores eran ciertos: las protecciones estaban alejadas! Y para finalizar el día me volé escalando un pequeño techo y caí varios metros golpeándome la espalda, sin embargo más que dolor fue coraje lo que sentí y este me hizo llegar hasta la reunión donde fijamos la última cuerda y rapeleamos para pasar la noche en el campamento y empacar lo que no necesitaríamos.

El Gigante 900m /

Adrián, quien este día se peleó con el costal en una travesía;nos reconforto con su buen humor,mientras nos tendíamos de nuevo en las hamacas. Pasaron los días y avanzamos poco, en promedio de 5 a 6 largos por día,mientras más subíamos mas travesías difíciles de costalear y jumarear,mas techos,más dificultad,incertidumbre,miedos y rife, pero con un recorrido impresionante entre diedros, techos y grietas,los vivacs bien aéreos con un cielo estrellado en medio de un lugar increíble.La cuarta noche en la pared estábamos en el largo 20 con poca agua y casi sin comida así que decidimos limitar una vez más las raciones y tirarle con todo al siguiente día para recorrer los últimos 8 largos. Nos despertamos con el primer rayo de luz y concentrados en salir ese día, nos movimos con todo. Juan y yo llegamos a la cumbre poco antes de obscurecer,Daniel y Adrián que este dia traían el costal fueron los últimos en llegar, ya era de noche.Llamamos por celular al rancho San Lorenzo para que fueran por nosotros en la camioneta pero la cumbre está rodeada de caídas y desfiladeros así que nos recomendaron pasar una noche más en la cima y caminar con luz de día para encontrar el camino. Esa noche bebimos los últimos 2 litros de agua que quedaban y felices pasamos una noche más,con una enorme sonrisa en el rostro por haber escalado El Gigante.

El Gigante 900m /

Adrián, quien este día se peleó con el costal en una travesía;nos reconforto con su buen humor,mientras nos tendíamos de nuevo en las hamacas. Pasaron los días y avanzamos poco, en promedio de 5 a 6 largos por día,mientras más subíamos mas travesías difíciles de costalear y jumarear,mas techos,más dificultad,incertidumbre,miedos y rife, pero con un recorrido impresionante entre diedros, techos y grietas,los vivacs bien aéreos con un cielo estrellado en medio de un lugar increíble.La cuarta noche en la pared estábamos en el largo 20 con poca agua y casi sin comida así que decidimos limitar una vez más las raciones y tirarle con todo al siguiente día para recorrer los últimos 8 largos. Nos despertamos con el primer rayo de luz y concentrados en salir ese día, nos movimos con todo. Juan y yo llegamos a la cumbre poco antes de obscurecer,Daniel y Adrián que este dia traían el costal fueron los últimos en llegar, ya era de noche.Llamamos por celular al rancho San Lorenzo para que fueran por nosotros en la camioneta pero la cumbre está rodeada de caídas y desfiladeros así que nos recomendaron pasar una noche más en la cima y caminar con luz de día para encontrar el camino. Esa noche bebimos los últimos 2 litros de agua que quedaban y felices pasamos una noche más,con una enorme sonrisa en el rostro por haber escalado El Gigante.

El Gigante 900m /

® Escalando.net | © ¿Quiénes somos? | @ Contacto | ø ¡Feedback!