, kato yali

M A C U S H I



EXPEDICION BASASEACHIC
Un año mas, y tanto mis compañeros como yo, habíamos crecido como escaladores de montaña.
Casi todos habíamos viajado a diferentes partes del mundo. Habíamos ganado experiencia.

Ahora nos encontrábamos en México. Nuestro País. Aquella tierra mágica, llena de historia, de cultura, de gente humana. Es sorprendente, como cuando uno viaja y regresa a este país, se da cuenta que tenemos lo mejor.

Movidos por el hecho, sentimos que nos correspondía nutrir a nuestro país con este conocimiento; y para ello esperaríamos la Semana Santa.

El equipo se conformaría por 6 escaladores mexicanos: - Daniel Castillo
- Julio Fernández
- Pablo Fortes
- Diego Delmar
- Carlos García
- Marcos Madrazo


Se acercaban los días, y mas rápido de lo que imaginamos, faltaban solamente 2 semanas.

Proponíamos sin dirección, hasta que Carlos, nos propuso equipar una nueva vía deportiva en la cascada de Basaseachic, Estado de Chihuahua. Serian 350m hasta la cumbre equipando de abajo hacia arriba.

Armamos el proyecto. Se aproximaba la fecha prevista. Nos faltaba conseguir equipo y no teníamos suficiente dinero para la expedición.

M A C U S H I  / EXPEDICION BASASEACHIC

Un año mas, y tanto mis compañeros como yo, habíamos crecido como escaladores de montaña.
Casi todos habíamos viajado a diferentes partes del mundo. Habíamos ganado experiencia.

Ahora nos encontrábamos en México. Nuestro País. Aquella tierra mágica, llena de historia, de cultura, de gente humana. Es sorprendente, como cuando uno viaja y regresa a este país, se da cuenta que tenemos lo mejor.

Movidos por el hecho, sentimos que nos correspondía nutrir a nuestro país con este conocimiento; y para ello esperaríamos la Semana Santa.

El equipo se conformaría por 6 escaladores mexicanos: - Daniel Castillo
- Julio Fernández
- Pablo Fortes
- Diego Delmar
- Carlos García
- Marcos Madrazo


Se acercaban los días, y mas rápido de lo que imaginamos, faltaban solamente 2 semanas.

Proponíamos sin dirección, hasta que Carlos, nos propuso equipar una nueva vía deportiva en la cascada de Basaseachic, Estado de Chihuahua. Serian 350m hasta la cumbre equipando de abajo hacia arriba.

Armamos el proyecto. Se aproximaba la fecha prevista. Nos faltaba conseguir equipo y no teníamos suficiente dinero para la expedición.

M A C U S H I  / EXPEDICION BASASEACHIC

La Gravedad
La Gravedad

Fuerzas ajenas a nosotros mismos dominan nuestro ser, sin embargo, estas fuerzas nos hacen darnos cuenta de cosas reales en el mundo como la rareza de nuestra importancia.

Con la gravedad, no tenemos voto, no tenemos jerarquía, y tampoco tenemos quejas, porque somos victimas de un opresor que no podemos vencer. Cedemos ante aquella fuerza que nos otorga la vida y de la misma manera puede quitárnosla.

Escalar es uno de los pocos deportes en el que se lucha por recorrer esa fuerza de manera natural. Todo lo que sube tiene que bajar. A salvo en la tierra concluye la experiencia. Cerrando un circulo. En donde se comienza, se termina, y en el proceso, se lucha hasta el final.

Esta vez, no solo recorrimos el camino, sino que vivimos ahí en la pared por 4 días. Conviviendo con esta fuerza, que une nuestro mundo en un mismo lugar sin importar que sea, o que crea ser.

Tomo tiempo decidir por donde subiríamos la pared. Estudiamos con el telescopio la formación de la roca, y su accesibilidad. Finalmente encontramos una línea que entusiasmaba nuestro camino. Siguiendo el impulso, intentaríamos subir por uno de los diedros. Vislumbrábamos lo desconocido. Sin embargo para conocerlo, tendríamos que realizarlo.

Calculamos nuestro equipo, al parecer ajustaríamos lo suficiente para enfatizar la seguridad. Así mismo calculamos la comida. Ajustábamos para 4 días y nuestro presupuesto se agotaba. Poco a poco bajamos comida y equipo a la base de la pared.

M A C U S H I  / La Gravedad

La Gravedad

Fuerzas ajenas a nosotros mismos dominan nuestro ser, sin embargo, estas fuerzas nos hacen darnos cuenta de cosas reales en el mundo como la rareza de nuestra importancia.

Con la gravedad, no tenemos voto, no tenemos jerarquía, y tampoco tenemos quejas, porque somos victimas de un opresor que no podemos vencer. Cedemos ante aquella fuerza que nos otorga la vida y de la misma manera puede quitárnosla.

Escalar es uno de los pocos deportes en el que se lucha por recorrer esa fuerza de manera natural. Todo lo que sube tiene que bajar. A salvo en la tierra concluye la experiencia. Cerrando un circulo. En donde se comienza, se termina, y en el proceso, se lucha hasta el final.

Esta vez, no solo recorrimos el camino, sino que vivimos ahí en la pared por 4 días. Conviviendo con esta fuerza, que une nuestro mundo en un mismo lugar sin importar que sea, o que crea ser.

Tomo tiempo decidir por donde subiríamos la pared. Estudiamos con el telescopio la formación de la roca, y su accesibilidad. Finalmente encontramos una línea que entusiasmaba nuestro camino. Siguiendo el impulso, intentaríamos subir por uno de los diedros. Vislumbrábamos lo desconocido. Sin embargo para conocerlo, tendríamos que realizarlo.

Calculamos nuestro equipo, al parecer ajustaríamos lo suficiente para enfatizar la seguridad. Así mismo calculamos la comida. Ajustábamos para 4 días y nuestro presupuesto se agotaba. Poco a poco bajamos comida y equipo a la base de la pared.

M A C U S H I  / La Gravedad

...........---.........
Dicho y hecho, Darío, el presidente municipal, nos ayudo con gasolina y una despensa para que pudiéramos terminar lo que empezamos.

Así, el día termino muy diferente a como empezó. Era difícil de creer que la gente humilde del pueblo de Basaseachic, entendía el desarrollo eco turístico que le estábamos dando al lugar. Anteriormente, en la Ciudad de México, las grandes empresas se negaban a colaborar, sin siquiera escuchar.

Me preocupa que escuchen antes a un extranjero que a un mexicano. Donde quedo la fe en nuestra raza? Trataba de aclarar en mi mente aquel contraste entre la gente humilde, gozosa, plena, sin sobresaltos. Y la gente de ciudad, preocupada, corajuda, interesada por poseer en vez de vivir lo ya poseído.

Logre aclararlo todo al recordar aquella frase china que dice: "El Sr. dijo mi jardín... Y el jardinero se rió."1

Organizamos toda la comida y establecimos el Campo Base.

Dormimos cerca de dos noches en la base, equipando los siguientes 60m. Una vez equipado proseguimos a establecer el siguiente campamento a 120m de altura. Además de equipo subimos comida, mucha agua y una especie de hamaca plana para dormir. Cargábamos con unos 300kg de peso. Al llegar la noche, esta se compuso de sueños lucidos, que abordaban la realidad del mismo modo que las estrellas.

220m habían sido equipados. Daniel y Carlos subieron a seguir equipando, mientras tanto Marcos y yo, limpiamos los tramos ya equipados y subimos la comida para establecer el siguiente campamento.

Establecimos el campamento a 230m de altura. Comenzaba a sentirse la convivencia en vertical. Las golondrinas de la pared volaban cerca y velozmente jugando con nuestra presencia. Correspondimos tirando un avioncito de papel que las entretuvo por casi una hora que tardo en caer al suelo.

M A C U S H I  / ...........---.........

Dicho y hecho, Darío, el presidente municipal, nos ayudo con gasolina y una despensa para que pudiéramos terminar lo que empezamos.

Así, el día termino muy diferente a como empezó. Era difícil de creer que la gente humilde del pueblo de Basaseachic, entendía el desarrollo eco turístico que le estábamos dando al lugar. Anteriormente, en la Ciudad de México, las grandes empresas se negaban a colaborar, sin siquiera escuchar.

Me preocupa que escuchen antes a un extranjero que a un mexicano. Donde quedo la fe en nuestra raza? Trataba de aclarar en mi mente aquel contraste entre la gente humilde, gozosa, plena, sin sobresaltos. Y la gente de ciudad, preocupada, corajuda, interesada por poseer en vez de vivir lo ya poseído.

Logre aclararlo todo al recordar aquella frase china que dice: "El Sr. dijo mi jardín... Y el jardinero se rió."1

Organizamos toda la comida y establecimos el Campo Base.

Dormimos cerca de dos noches en la base, equipando los siguientes 60m. Una vez equipado proseguimos a establecer el siguiente campamento a 120m de altura. Además de equipo subimos comida, mucha agua y una especie de hamaca plana para dormir. Cargábamos con unos 300kg de peso. Al llegar la noche, esta se compuso de sueños lucidos, que abordaban la realidad del mismo modo que las estrellas.

220m habían sido equipados. Daniel y Carlos subieron a seguir equipando, mientras tanto Marcos y yo, limpiamos los tramos ya equipados y subimos la comida para establecer el siguiente campamento.

Establecimos el campamento a 230m de altura. Comenzaba a sentirse la convivencia en vertical. Las golondrinas de la pared volaban cerca y velozmente jugando con nuestra presencia. Correspondimos tirando un avioncito de papel que las entretuvo por casi una hora que tardo en caer al suelo.

M A C U S H I  / ...........---.........

fin
Daniel y yo nos montamos a las cuerdas previamente fijas para tomar video y hacer fotografías. Carlos, asegurado por Marcos, equipaba el ultimo tramo hasta la cima. Al mirar con atención sus movimientos a través del lente de la cámara, me di cuenta de la total concentración y claridad de sus acciones, que concluyeron hasta la cima.

Creo que cuando uno sabe bien lo que esta haciendo, no hay porque temer. El aferre por vivir, se vuelve algo casi inconsciente cuando uno se encuentra en condiciones extremas.

A veces no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Cuando se trata de vivir solo hay una oportunidad. Sin embargo, esta oportunidad, no es mas que la oportunidad de tener una oportunidad.

Habíamos concluido. Tomamos esta oportunidad. Escalamos por donde nadie nunca antes había escalado. Fuimos recompensados, con nada material, simplemente la experiencia de vivir y trascender.

Dejamos una nueva ruta. De México, hecha por mexicanos para el mundo.

Quizás no lo pueda explicar. podría intentar. Lo único que puedo decirles es que la vida esta ahí para ser experimentada. No se conformen con contemplarla. Uno puede encontrar cosas que tienen mucho mas valor en la vida que cualquier riqueza material.

M A C U S H I  / fin

Daniel y yo nos montamos a las cuerdas previamente fijas para tomar video y hacer fotografías. Carlos, asegurado por Marcos, equipaba el ultimo tramo hasta la cima. Al mirar con atención sus movimientos a través del lente de la cámara, me di cuenta de la total concentración y claridad de sus acciones, que concluyeron hasta la cima.

Creo que cuando uno sabe bien lo que esta haciendo, no hay porque temer. El aferre por vivir, se vuelve algo casi inconsciente cuando uno se encuentra en condiciones extremas.

A veces no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Cuando se trata de vivir solo hay una oportunidad. Sin embargo, esta oportunidad, no es mas que la oportunidad de tener una oportunidad.

Habíamos concluido. Tomamos esta oportunidad. Escalamos por donde nadie nunca antes había escalado. Fuimos recompensados, con nada material, simplemente la experiencia de vivir y trascender.

Dejamos una nueva ruta. De México, hecha por mexicanos para el mundo.

Quizás no lo pueda explicar. podría intentar. Lo único que puedo decirles es que la vida esta ahí para ser experimentada. No se conformen con contemplarla. Uno puede encontrar cosas que tienen mucho mas valor en la vida que cualquier riqueza material.

M A C U S H I  / fin

Ya esta todo ahi!

M A C U S H I  / Ya esta todo ahi!


M A C U S H I  / Ya esta todo ahi!

Anunciate en El Mundo de la Escalada en Mexico
® Escalando.net | Quienes somos? | @ Contacto